Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 junio 2012 2 19 /06 /junio /2012 00:46

                la-sallke.jpgLos años han ido desdibujando los trazos tímidos del primer amor, de mi primer amor. Puedo recordar como comenzó y también como terminó o marco el inicio del fin, pero apenas  lo que sucedió entre tanto, entre la primera noche sin dormir y la última deseando soñar desesperadamente.

                Un día cualquiera de los que plagan ese verano eterno e interminable que reina en el Caribe apareció…. Apareció con prisa; tanta que invadió y conquistó  lo que yo creía mío  en muy poco tiempo…

                Es curioso, al principio no me gustaban sus maneras rotundas y seguras en exceso. Para ser nueva en el colegio se  imponía  y me molestaba que supiera cuanto gustaba a pesar del corrector dental. Caminaba sobre las puntas como lo hacen  las bailarinas y aquello estilizaba aun mas su bonito cuerpo, aun atrapado en el uniforme del colegio… No supe cuanto me gustaba hasta que me gustó toda… Me enamore de su melena castaña a juego con la mirada y el tono de la voz, y la forma de susurrar ideas y recordarme canciones…

                Yo era una melena descuidada, un bigote al natural, vaqueros gastados y rotos, zapatillas casi blancas o antes blancas y una eterna chaqueta de cuero negra… una piel demasiado blanca para aquellas latitudes y un acento ajeno, de importación, tocado un poco por la grata melodía  de aquel lugar… tenía ideas…la idea, sobretodo, de que era capaz de ver la vida con cierta corrección; pero no era consciente  de que miraba siempre para el lugar equivocado… me gustaban los libros y la música… también las ideas siempre al margen… Estos tres últimos rasgos me los quedé para siempre…

                Cuando la vi por primera vez me encontraba celebrando  con un generoso trago de agua fría una huida justa y necesaria. Atrás había quedado una aburrida clase de física y una –poco placentera sala plagada de suspiros y bostezos. Ella salía de la oficina del Director y justo  cuando yo levantaba la mirada me encontré con su sonrisa … La segunda vez fue en el  aula que yo había abandonado… para entonces ya tenía un número y yo una amonestación a mayores…

                Convivimos atrapados entre aquellos gruesos muros durante algún tiempo sin apenas   rozarnos con la mirada. Una tarde hablamos, fugazmente y otra igual lo volvimos a hacer … reconozco que me gustó tener razón cuando advertí que se estaba juntando con gente poco adecuada… eran tanto o mas adecuados que yo, pero entonces creía tener alguna razón de vez en cuando… igual que hoy. Ella agradeció mis consejos y seguimos adelante.

                Cuando me percaté de que ya no era capaz de olvidarla un instante a lo largo del día, había perdido algunos kilos, el último libro ya alojaba algo de polvo y mi música extrañaba salir de paseo… Creo que estaba enamorado… Pero como era la primera vez apenas fui consciente. Ella lo sabía, sabía que yo lo estaba y en realidad nunca supe si se trataba de algo con ida y vuelta o tan solo una de esas cosas mías. Supo hacer crecer el sentimiento en mi, alimentándolo con esperanzas y promesas.

                Un día descubrí que los besos eran para otro;  una tarde encontré que otro tenía lo que yo deseaba… Aquel amor nuevo y vigoroso enfermó de súbito y el cuerpo donde habitaban mis ideas también. Recurrí a la memoria para intentar explicarle cuantas cosas me había prometido… nada, todo era una gran mentira sobre la que había construido mi primer amor…

                Guardaba algunos retazos de miradas llenas de pasión, el roce tímido y casual de su piel, el tacto y el calor de la mano que algún día pasee orgulloso entre la mía por las avenidas de la gran ciudad y el sueño de un beso rozando los límites de la boca… eso tenía, eso me quedaba,  mientras sentía como poco a poco se desdibujaba el contorno de un sentimiento construido a golpe de esperanza…

                Un día me quedó la sensación no ya de haber gastado muchos papeles ensayando palabras hermosas, tampoco la de haber rozado el ridículo rogando o mendigando amor… Me quedó  una curiosa herida en la memoria y es que siete u ocho años después, a miles de kilómetros de distancia, me encontré un día con una carta en la que, aquella mujer, me confesaba haber conocido el amor verdadero y sincero… también cuanto le gustaba recordarlo a través de todos esos papeles donde, con pasión, me ocupaba de dibujar los límites de mi paisaje inventado…

                Yo fui su amor verdadero, según me explicó  y ella, pensé,  mi primer amor… Mi segundo gran amor estaba por llegar y esa es otra historia, con recuerdos que comparten espacio junto a esa última carta…

José A. Fernández Díaz

                 

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
13 junio 2012 3 13 /06 /junio /2012 01:03

         fresas.jpg

          Si fueran labios, si fueran los tuyos… me los comería poquito a poco primero y luego con locura de atar, hasta terminar roto de cansancio y empalagado de rojo furioso…

          Si fueran ideas, si fueran maravillosas ideas, me las llevaría al borde del pensamiento y me llenaría hasta rebosar, hasta que goteara con furia la alegría de sentir  que uno ha acertado…

          Si fuera atardecer flamígero o antesala del infierno… me dejaría consumir por la luz ardiente o el calor hiriente y placentero al tiempo…

          Si  fueran fresas simplemente, y simplemente bocaditos rojos perdidos en la mesa tal vez, solo tal vez, me atrevería  a confesar que me gusta el rojo para ser besado, aprendido, condenado  y hasta mojado en la nata de las nubes…

          José Angel Fernández  Díaz

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
12 junio 2012 2 12 /06 /junio /2012 02:29

                La tarneil.jpgde uno a uno, los había ido llevando, con el agradable cansancio de un largo día de verano, hasta reunirse todos, toda la banda, en el local de ensayo. Estaban cada uno con sus aventuras y hasta desventuras a bordo. Ocuparon poco a poco su espacio construido para dibujar con notas, acordes, risas, reflexiones, lágrimas tal vez  y suspiros también, el contorno de los sueños comunes.

                Había cerveza fría para aplacar los calores y licor de hierbas para calentar el espíritu. Afinaron y pronto el breve espacio conocido se llenó de un agradable conjunto de apasionados pasos  para apuntalar tema a tema un  gran concierto siempre por venir. Paraban y volvían a tocar, conversaban, reían con pasión, recuperaban viejas historias contadas muchas veces, tantas quizá, como ensayos habían compartido.

                Pronto las botellas y latas de cerveza, de buena estrella, invadieron las superficies horizontales destinadas a perderse bajo el  polvo  y el suelo donde retumbaban los bajos que lanzaban al vacio los castigados amplificadores.

                Luego fue la paradoja del licor de hierbas, frío, tan frío que hacía hervir el espíritu e imprimía  en dedos y manos manantiales de libertad inconsciente.

                Cuando la noche se había ocupado de atenazar el paisaje, de amortiguar ruidos, una espesa niebla lo invadía todo y no fueron conscientes  hasta que, observaron por las ventanas, como por la carretera se aproximaba una potente luz que precedía a un ruidoso y cansado motor. Al abrir las puertas del local de ensayo,  con la botella de licor de hierbas en la mano y el bajo, silencioso, colgando al cuello, uno de los Ponys se encontró con una cruz que ponía fin al largo capot  de un viejo coche fúnebre que en aquel momento detenía la marcha.

                Apenas fue capaz de sujetar la botella, cuando la emoción le hizo gritar, volviéndose al interior del local: “es el, es Neil…” . El resto de la banda pensó que aquel licor bebido a morro, había calado hondo en el espíritu del buen compañero,  pero, cuando, tras desconectar su guitarra, aquel otro Pony se acercó a la puerta y miró, para volverse rápidamente y gritar: “es… es Dios…”, los demás abandonaron cuanto ocupaban sus manos y se encontraron con que, en efecto, de su viejo Pontiac Fúnebre bajaba el tío Neil Young y se acercaba con su Old Black en la mano…

                No supieron que decir, lo dejaron hacer sin romper el silencio. Neil miró a cada uno de los alucinados Ponys y saludó con un gesto simple y contundente. Buscó un amplificador para su guitarra y sin usar palabras preguntó: ¿puedo?... Claro!, contestaron todos al tiempo. Insertó la clavija y de súbito enmudecieron las luces, la oscuridad comprimió el espacio y, curiosamente, las luminarias del viejo coche fúnebre consiguieron penetrar  en aquel lugar hasta posarse justo donde nacía el mástil y hasta el jardín donde los dedos se preparaban para dibujar sueños…

                Los acordes de un tema bien conocido comenzaron a colorear la inmensa oscuridad… Neil, por fin, comenzó a cantar...

 

“Hey hey, my my
rock 'n roll can never die
theres more to the picture
than meets the eye
hey hey my my…

My my, hey hey
rock n' roll is here to stay
its better to burn out
than to fade away
my my, hey hey

OUt of the blue and into the black
they give you this but you pay for that
and once your gone
you can never come back
when your out of the blue
and into the black

the king is gone but hes not forgotten
this is the story of a johnny robin
its better to burn out
than it is to rust
the king is gone
but hes not forgot. “

 

                Cuando la última nota murió en el silencio de la noche, aquel hombre, volvió junto al amplificador, desconectó la guitarra y busco, acompañado por el solo y simple ruido de sus propios pasos, la puerta…

                Con  un gesto se despidió…

                Cuando los  Crazy  Ponys fueron capaces de volver a parpadear, encontraron que el coche ya estaba en marcha y poco a poco dos pequeñas luces rojas  se perdían en la profundidad de la niebla. Se miraron unos a otros en silencio y, junto a la puerta, uno de los Ponys se ocupó de dar cuenta , de un tirón al resto del licor de hierbas que aún quedaba en la botella…

José A. Fernández Díaz

 

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
7 junio 2012 4 07 /06 /junio /2012 01:20

 

    piedrecitas.jpgDe repente un día una mirada pequeñita te atrapa y  parece explicarte esas cosas tan complicadas de la vida, esas que colman las inquietudes de sesudos señores y señoras y que muchas veces se resumen en bien poco…muy poco.

          De repente un día te descubres aprendiendo cosas de quien acaba de aterrizar en este planeta complejo y enrarecido que habitamos, y aprendes sin que hagan falta palabras. Miras, sientes, hueles, tocas y la vida es, súbitamente, otra cosa.

          De repente un día  entiendes por fin que la propiedad privada es una mentira inútil e innecesaria…aprendes que lo que tienes puede ser compartido, debe ser compartido y eso termina haciéndote mas feliz.

          De repente un día las palabras tienden a llenarte de sentimientos poderosos aun cuando puedan resultar incomprensibles… son ruiditos que nacen, eso si, de un corazón que cuando late imprime mas vida al que te sostiene.

          De repente un día el llanto es mas fácil de entender y mas difícil de evitar. Sabes, porque terminas aprendiéndolo, que las lágrimas marcan límites y suplen al verbo… Aprendes a comprender que el color del llanto es la voz de la necesidad… y esto te lo puedes llevar al resto de la vida porque también funciona allí.

          De repente un día, una palabra sola es capaz de mover estruendosamente el cielo que cobija tus sueños y el suelo que contempla tus ires y venires…   “Papá” , casi nada…  y esa palabra nacida de aquella boquita chiquitita te llena de responsabilidad y miedo, pero te inunda de amor…

          De repente un día descubres que ser padre es reinterpretar la realidad para llenarla de ilusión y esperanza.

José Angel Fernández Díaz.

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
6 junio 2012 3 06 /06 /junio /2012 01:19

                     estrela.jpg               Acostumbrado a vivir inmerso en el humo de mis sueños, confundo, algunas veces lo que es con lo que podría ser. No sé bien si te soñé arrancando una estrella al cielo  de mi noche, o si del infinito, despistado, se desprendió un susurro de cinco puntas e, ilusionada, salvaste la caída con la pequeña mano que también acaricia estos ojos viejos que te miran.

                Lo cierto es que la razón o la sinrazón que ilustra mis historias inventadas, ha encontrado una excusa para explicar que vale la pena soñar con las ventanas de la mirada abiertas de par en par.

                José A. Fernández Díaz

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
5 junio 2012 2 05 /06 /junio /2012 01:40

anochecer-blanco-y-negro.jpg

 

Tiempos almacenados en blanco y negro o en colores pequeñitos y  canciones o frases con aromas propios… atardeceres irrepetibles y amaneceres a rebosar de esperanza alojados en una cajita donde alguien ha escrito “pasado”….

José A. Fernández Díaz

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
5 junio 2012 2 05 /06 /junio /2012 01:32

          QuisTrasero-1-.jpgo imaginar que había conquistado la belleza, alcanzando a rozar con la mirada el gusto por las cosas hechas a la medida… Ella era un  sueño con esquinas y bordes tangibles, era algo hecho realidad o construido para hacer morir de envidia a los habitantes del tiempo presente y de deseo a los aliados de la mirada codiciosa…

          Arrancaba, aún en un tiempo dibujado en blanco y negro, susurros y suspiros que no eran otra cosa distinta a la envidia y también a la impotencia… Ellas envidiaban, estúpidamente lo hacían y ellos deseaban, impotentes y estúpidos también… aquel cuerpo construido con los restos del estruendoso naufragio de la belleza infinita… efímera.

          Se sabía, lo sabía y apenas era capaz de guardar su secreto… Era hermosa, deseable y su dinero le había costado… dinero y sacrificios que no tenían un final pero si un fin…

          La belleza está al alcance de quien puede pagársela, pensaba… y también pensaba que junto a la belleza además la condición sexual…

          Si ellos supieran…

          Si ellas supieran…

          Acaso iban a mirar  igual si conocieran el secreto?... Miran porque la belleza atrae, porque la sensualidad es un imán potente.

         Cómo mirarían si supieran la verdad?... Mirarían con curiosidad tal vez?

         Hubo un tiempo en que me cansé de ser  Manolo… Ahora descanso escuchando como me llaman Lola…

         José Angel Fernández Díaz

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
29 mayo 2012 2 29 /05 /mayo /2012 01:54

 

Ela-dijo-si.jpg          ¿Te molesta mi amor…? – pregunté.

          No me molesta… apenas lo noto – me dijo-

          ¿Cómo es  posible?... pongo todo mi empeño en acertar…

          ¿Qué quieres que diga? – me dijo-

          Di que si – sugerí-

          Si… pero solo un poquito, que se hace tarde.

          José A. Fernández Díaz

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
29 mayo 2012 2 29 /05 /mayo /2012 01:37

         

 

          carcel-relato.jpg          Entonces no lo tomaron en serio;  pensaron que le había dado de lleno un misil cargado de locura… ahora es  historia…

          Según el plano adjunto, adquirió el material necesario para construir el espacio que iban a ocupar sus sueños y también las pesadillas, rencores e ilusiones, amores y desamores… desilusiones todas, al fin….

          Cuando consiguió reunirlo todo comenzó a construir. Soldó  dos piezas cuadradas de un metro por un metro y sus correspondientes barrotes… una pieza estaba destinada a ser el suelo y la otra exactamente igual, iba a ser el cielo de su nueva patria… luego unió una a la otra soldando en las esquinas sendos barrotes de 2 metros con 10 centímetros, hasta que pudo poner la estructura en pie. Poco a poco fue construyendo las paredes, soldando barrotes uno a uno, hasta que quedó uno solo lado sin cerrar. Entonces comenzó a pintar. Pintó de color verde lo que hasta el momento había construido y cuando por  fin secó,  se dio a la tarea de calcular cuantos barrotes tendría que dejar sin soldar para poder entrar y continuar con el trabajo desde el interior. Lo hizo y,  para cuando concluía su trabajo ya desde el interior,  el día anunciaba su final con los primeros estertores… Cuando colocó con gran dificultad los dos últimos barrotes, aplicó pintura y arrojó lejos  las herramientas… entonces ya dentro, protegido tras las paredes de su república independiente, se dejó poseer por la noche…

          Pensó y llegó a decirse: “ahora a desesperar esperando… el final no puede estar lejos… me defenderé con las armas que tengo, luego, moriré desarmado…”

          Fabricó las paredes de su última patria con la furia longitudinal de una breve prisión; aplicó una mano de tímida esperanza a los hierros que aislaron para siempre los sueños abortados y se dejó poseer por la nacionalidad falsa de la muerte…

          José A. Fernández Díaz.

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo
24 mayo 2012 4 24 /05 /mayo /2012 02:05

verano-copia-1.jpg

             Próxima estación....Verano.

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog de atrapado-en-la-esquina-verde
  • : Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
  • Contacto

Perfil

  • atrapado-en-la-esquina-verde
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Anuncios con palabras

- Vendo Manual de Supervivencia para Corazones rotos, con mucho uso.

- Se agradecen los comentarios... yo también tengo derecho a leer.

 

 

 

Páginas

Categorías

Enlaces