Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 febrero 2016 4 25 /02 /febrero /2016 01:13
De internet.

De internet.

                Cuando dejó de encontrar palabras adecuadas se abandonó a ser conquistado, para siempre, por el silencio. Es cierto que no fue tan fácil como puede parecer pero  no menos cierto que acostumbró rápidamente  todos y cada uno de los sentidos a ser parte de una nueva e inútil versión de si mismo. Condenó a cadena perpetua  ideas, sentimientos  y sensaciones para carecer de cosas que contar… dejo de ser y estar.

                Apagó para siempre su teléfono móvil, la televisión, tiró a la basura el ordenador y las llaves de casa y coche… se fue a dormir sin ganas de despertar.  Cuando estaba tapado hasta las cejas bajo las mantas recordó que no había dado de comer a los peces… los peces… ¿qué hacer con los peces. Abrió la puerta de la entrada, colocó una zapatilla para que no se pudiera cerrar de súbito y quedar atrapado fuera para siempre;  tomó un papel y escribió una breve nota que junto con la pecera llevó hasta la puerta de su vecina… dejó todo frente a la puerta de entrada de aquella amable anciana. Volvió a la cama y decidió intentar dejar de respirar hasta morir de aburrimiento. Consiguió dormirse pero tan solo para soñar,  sin tregua,  que la realidad de la que huía no paraba de perseguirle y aplicar zancadillas, despertó y tras mirarse un buen rato al espejo concluyó que el problema estaba en su cabeza. La vida es lo que sucede mientras pensamos que las cosas buenas nos van a esperar siempre y lo cierto es que la vida pasa y pasa hasta que se apaga. Se puso una copa de su mejor tequila reposado, buscó su viejo ukelele, se desnudó y bajo la luz de alguna que otra estrella  que podía ver desde la terraza comenzó a cantar “somewhere over the raibow” …

                Por encima de la pared que separaba su terraza de la de su vecina asomaron unos hermosos ojos y poco después unos labios, que también dibujaban el contorno de las palabras que ilustraban la canción que el cantaba. Cantaron juntos hasta que una de las cuerdas se rompió… luego, como único remedio a mano, bebieron e hicieron el amor sin dejar de suspirar. Irremediablemente llegó el amanecer de un día cualquiera entre un lunes y otro lunes; pongamos que fue domingo, un domingo de primavera y una primavera eterna,  sin promesas ni otra cosa. El aprendió a hablar otra vez y se inventó un idioma nuevo que solo ella era capaz de entender. Decidió que ella iba a ser su interprete a lo largo de la primavera eterna y las semanas sin día definido. Ella dijo si… pero primero tómate la medicación.

                José A. Fernández Díaz.

Compartir este post

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo

Comentarios

victor 04/29/2016 19:57

Simplemente bueno

Presentación

  • : El blog de atrapado-en-la-esquina-verde
  • : Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
  • Contacto

Perfil

  • atrapado-en-la-esquina-verde
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Anuncios con palabras

- Vendo Manual de Supervivencia para Corazones rotos, con mucho uso.

- Se agradecen los comentarios... yo también tengo derecho a leer.

 

 

 

Páginas

Categorías

Enlaces