Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 marzo 2014 4 06 /03 /marzo /2014 00:49

 

tocata y fuga                Había dejado sobre su mesa, siempre desordenada,  un papel cuadriculado donde descansaban los restos de su último naufragio. Buena parte de la noche se la había ido dejando entre las páginas malditas de “las flores del mal”, buscándose como protagonista o mecanismo roto…

                Por mas que quiso encontrarse apenas fue capaz de concluir que Baudelaire, había olvidado incluir en su catálogo un lugar para su desdicha. Decidió dejar de serle fiel e inventarse unos versos a la medida de sus heridas.  Escribió, tachó y rompió para no volver a ver… reescribió, volvió a tachar y vencido por su dolor inexplicable considero probable que tal vez no se tratara de un final real  sino de una interpretación errónea de cuanto estaba viviendo. Decidió explorar y si fuera necesario volver con el corazón aún mas roto y las esperanzas consumidas del todo.

                Una larga ducha lo hizo desaparecer durante algún tiempo del espacio confuso en el que habitaba. Con los ojos cerrados, el pensamiento navegando entre memorias y añoranzas o simplemente en silencio, consiguió despertar de un sueño que no fue,  a pesar de la larga noche. Tras el baño un buen café  mientras contemplaba el discurrir de la vida al otro lado de su pecera… Había salido el sol y eso no era poco, la mañana prometía dejarse llevar con suavidad. Casi siempre es posible explicar con poesía el color de un instante o el sabor que tiene la piel dulce de la alegría o el tacto de las cicatrices que nos dejan los sueños que terminan germinando en pesadillas. El había aprendido a leer la realidad en los versos de unos pocos libros que terminaron por poseerlo… Cuando era incapaz de encontrase la vida carecía de explicación y ciertas peripecias dejaban de existir por conveniencia.

                Al salir se percató de que la manilla de la puerta de su casa estaba mas fría por dentro que por fuera y quizá por eso se entretuvo acariciando el metal cuando empujó hasta cerrar del todo. Tenía la temperatura justa, casi amable, de un saludo sincero. En el ascensor se encontró con su imagen y luego con la pintada del día en una esquina del espejo… una margarita pintada con lápiz  de labios y un pequeño corazón de cuyo centro salía el tallo. Sacó un pañuelo de papel del bolsillo, lo desplegó del todo y como hacía habitualmente, lo aplico sobre el dibujo y apretó hasta capturarlo sobre la superficie limpia… luego plegó con mucho cuidado el pañuelo y terminó por meterlo en el bolsillo de su camisa. Observó que sobre la superficie del espejo apenas quedaba una insignificante muestra de la silueta que él había convertido en tesoro. Con el tiempo justo para todo y para nada, sin prisas, alcanzó la planta baja. Allí se encontró con una atmosfera ocupada por un perfume que no tenía nombre, ni cara pero si la facultad de hablar mirando a los ojos. Aspiró suavemente  y también con intensidad aquella colección de sensaciones que estaban allí solas, abandonadas, esperándole quizá, como todos los días y alguna noche. Volvió al habitáculo del ascensor y con el  lápiz que utilizaba para subrayar sus libros escribió en el lugar donde lo hacía siempre, muy cerca del dibujo del espejo, “buenos  días… gracias, creí que esto se había terminado”

                José A. Fernández Díaz.

Compartir este post

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de atrapado-en-la-esquina-verde
  • : Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
  • Contacto

Perfil

  • atrapado-en-la-esquina-verde
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Anuncios con palabras

- Vendo Manual de Supervivencia para Corazones rotos, con mucho uso.

- Se agradecen los comentarios... yo también tengo derecho a leer.

 

 

 

Páginas

Categorías

Enlaces