Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 noviembre 2013 7 03 /11 /noviembre /2013 10:29

          lluvia-copia-1 Ella amaba y añoraba la paz y la libertad,  quizá porque las había perdido. Se había dejado los años destinados a descubrirse o inventarse,  en el camino compartido,  plagado de desaires e insultos, de lágrimas y muchas ilusiones perdidas. La casualidad más que el amor había le hicieron madre de dos historias que podían haber sido maravillosas si fueran compartidas. Aprendió a ser como él debería haber sido de verdad, para que la vida fuera más fácil, pero…

           El, sindicalista, republicano, progresista… falacias que escondían un verbo encendido de rabia y violencia  preparadas para alcanzar y herir de muerte los sentidos de la mujer a la que robaba,  siempre que le apetecía, su dignidad. Los hijos, ese accidente innecesario, no eran cosa suya como  tampoco lo eran las labores del hogar. La calle era su morada y el escenario donde explicaba como era su mundo idílico, perfecto, en el que en realidad no creía. Al fin, aquellas miserias con las  que estaba construido el edificio de su farsa se sostenían mejor mientras nada cambiara.

           Una madrugada cualquiera ella dormía con sus hijos, tras una discusión donde los gritos y los insultos hicieron blanco en el lugar donde se aloja el dolor. Despertó, el dormía plácidamente en la cama que deberían compartir; lo escuchó respirar y roncar mientras caminaba hacía la ventana. Fuera llovía y en su pequeño mundo también. Miró al cielo contagiado de gris intenso y no fue capaz de encontrar una sola nube cargada de esperanzas. Iba a seguir lloviendo, igual que ayer… En algún lugar –imaginó- habrá nubes limpias y tal vez sol para arrancar algo de color a la mentira en que vivía inmersa.

           Fuera de los muros de aquel hogar-lugar se trataba de una pareja normal, que compartía gustos, ilusiones, proyectos. El sabía vender el producto de sus mentiras. Alguna vez le tocó intervenir en un programa de debate en alguna televisión local; habló de mujeres maltratadas, del papel de la mujer en la sociedad, del derecho a la igualdad… Ella no pudo mas, uno o dos minutos fueron suficiente para entender que estaba atrapada. Apagó la televisión y corrió para abrazar a sus hijos.

           Poco a poco, sin que él se percatara,  fue construyendo un lugar para vivir lejos de las mentiras, del dolor y la impotencia. Sabía que había un tiempo para huir. Lo preparó todo y una buena mañana, lluviosa pero plagada de luz, se fue y se llevó a sus dos hijos. Las heridas de cada día imprimieron fuerza,  mucha fuerza a sus pasos tímidos y llenos de dudas, tanta que apenas miró atrás para verificar que poco a poco la lluvia se iba quedando sobre el lugar donde se alojaban sus miedos.

           José A. Fernández  D.

Compartir este post

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de atrapado-en-la-esquina-verde
  • : Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
  • Contacto

Perfil

  • atrapado-en-la-esquina-verde
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Anuncios con palabras

- Vendo Manual de Supervivencia para Corazones rotos, con mucho uso.

- Se agradecen los comentarios... yo también tengo derecho a leer.

 

 

 

Páginas

Categorías

Enlaces