Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 febrero 2016 2 09 /02 /febrero /2016 01:35
Unas pocas mentiras.

          A pesar de todo… la lluvia contigo a  mi lado.

          Puede que la vida nos hubiera dado demasiados días de lluvia, tempestades y tormentas, pero juntos supimos inventar  lugares donde refugiarnos de casi todo. Tampoco es para tanto si acordamos comparar esas cosas nuestras con las de otros que no han podido con las lluvias…

          De aquel “te recuerdo Amanda” que te canté,  cuando intentábamos sacar partido de unas pocas horas en improvisadas aulas, inventadas  en algún lugar olvidado de nuestro barrio… de aquel canto al amor, han pasado algunos años, que no son pocos y algunas cosas, que se me antojan muchas casi siempre. De los años tenemos huellas en la piel y de cuanto ha llenado nuestras historias o nuestra historia compartida tenemos cicatrices y arrugas.

          Nos lo creímos, amor; pensamos que decían la verdad cuando hablaban de tu a tu a los que imaginábamos un mundo mejor. Parecía que nos hubieran leído los pensamientos y las ganas y también parecía que, entre todos, íbamos a construir el final de la utopía… Que bueno decir que ya no es necesario soñar porque la realidad supera el mundo imaginado. Que bueno pensar que ya tenemos tiempo y ganas de soñar tan solo con paraísos mas por encima de lo humano y lo imprescindible.

          Nos mirábamos con riesgo de incendio y aquellos amigos nuestros, camaradas, compañeros, se percataron y nos lo explicaron… No sabíamos que aquello era amor. Yo pensé que me mirabas con curiosidad porque, reconozco sin duda, que desde siempre fui menos parecido a los demás  y muy parecido al disparate inventado por algún loco dedicado a ser dios a tiempo parcial. No hubiera imaginado que me mirabas como te miraba y mucho menos que de aquello iba a nacer una historia común. Puede que tu no lo recuerdes, puede que para ti fuera otro el primero, pero para mi el primer beso apenas te rozó los labios y sin embargo me supo a ti tanto tiempo que he tenido que contarlo por años. Después volvimos a casa juntos… te mentí, por primera vez, te llevé a casa  y deshice mis pasos para ir a la mía,  que quedaba al otro lado de todo.

          Te mentí otra vez, mas adelante, te mentí porque entonces era un hombre en construcción y, marcado por las líneas torcidas, tenía algo de orgullo machista… También era mi primera vez…Luego todo fueron verdades hasta que probé los calabozos de la Policia Nacional… Luego te mentí otra vez… mentí cuando aseguré que estaba bien y que había tenido suerte con los carceleros. Ellos me arrancaron verdades a la fuerza. Nunca seré capaz de entender por qué razón se puede torturar a quien piensa de otra manera… que razón mueve esas intenciones que superan todos  los  límites de la perversión y la maldad.

          Había leído tanto sobre represaliados políticos, tanto que pensé que lo sabia todo… recordé a Honorio, al protagonista de aquella maravillosa novela de Miguel Otero Silva, en mis muchas horas de soledad y silencio… y no lo entiendo.  Sigue sucediendo. Y da igual, da igual, amor, la historia nos cuenta que la represión no tiene ideología… Son los hombres, no las ideas, los que hacen cárceles para quienes piensan de otra manera. Pero no son hombres cualquiera, no son iguales a los otros hombres, son bestias que se creen dioses.

          Hasta aquí me han traído mis ganas de leer, de escribir y hablar. No reconozco este país, que seguramente, no es el mío, porque como he dicho todas las veces que he podido, mi patria es la justicia, la igualdad y otras muchas cosas que me enseñó mi padre. Este país tiene rejas que lo protegen de una posible invasión de ideas y razones, razones e  ideas,  pero  que al mismo tiempo lo convierten en una prisión…

          Sabes amor, hoy llueve, sopla con fuerza el viento y me duele la memoria como si mi brújula estuviera rota.

          José A. Fernández Díaz.       

Compartir este post

Repost 0
Published by atrapado-en-la-esquina-verde
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de atrapado-en-la-esquina-verde
  • : Allí donde los verdes son variados e intensos, los mares furiosos algunas veces y otras tan pacíficos que son como el cielo azul, allí donde la tierra tiene antojos, perversamente montañosa algunas veces, suave y generosa otras, escarpada y escabrosa cuando quiere, fértil siempre; donde el sol se esconde enamorando la mirada o encogiendo el corazón. Aquí estoy gustosamente atrapado y describo el reflejo de mis profundas intenciones... Desde Galicia, mi esquina verde.
  • Contacto

Perfil

  • atrapado-en-la-esquina-verde
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.
  • Invasor atrapado en el territorio sin límite de los sueños y lo políticamente incorecto... Eterno indignado y perverso militante de causas pervertidas.

Anuncios con palabras

- Vendo Manual de Supervivencia para Corazones rotos, con mucho uso.

- Se agradecen los comentarios... yo también tengo derecho a leer.

 

 

 

Páginas

Categorías

Enlaces